¡Recupera la firmeza del rostro con Hilos Tensores!

Sabemos que con el paso de los años perdemos grasa facial y dejamos de generar colágeno, lo cual origina el aparecimiento de arrugas y la flacidez. Pero gracias a los Hilos Tensores, en MN Clinic podemos atenuar estos efectos notoriamente visibles en el contorno de ojos, cejas, mejillas, papada y cuello. 
38

Clientes


100%

Satisfacción



¿Qué son los Hilos Tensores?

Los Hilos Tensores son hilos muy finos de Polidioxanona (PDO) que con una aguja guía se insertan uno a uno en la piel del rostro, para entretejer una red que sujete los tejido y extienda dicha piel. No producen alergias y son imperceptibles.

¿En qué consiste el tratamiento con los Hilos Tensores?

El procedimiento con los Hilos Tensores no es intrusivo ni doloroso. Su objetivo es estirar la piel mediante la inserción de estos hilos fabricados con la Polidioxanona (PDO), que es un compuesto biológico compatible con el cuerpo. De esta manera, también se estimula la producción de elastina y colágeno, ayudando a que la piel rejuvenezca desde adentro.

Contraindicaciones

La técnica con Hilos Tensores tiene pocas contraindicaciones, pero básicamente no es recomendable para: mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; personas diabéticas, con padecimientos vasculares o enfermedades neoplásicas; y pacientes que presenten infecciones en la zona que se desea tratar.

Tiempo

La aplicación del tratamiento puede llevarse entre 15 y 30 minutos. Por lo general, se utiliza anestesia local en pomada, no se requiere de internación ni de largo reposo después de efectuarse. Según los antecedentes del paciente, este rejuvenecimiento puede durar hasta 18 meses. Lo bueno, es que esta técnica puede aplicarse nuevamente para mantener los resultados.

Resultados

Los resultados son inmediatos, no se altera la expresión facial, y la piel luce reafirmada y muy natural. Luego de uno o dos meses, el colágeno se habrá generado y podrá visualizarse el resultado final.

Recuperación

Dentro de las primeras 12 horas se debe evitar: lavarse la cara, exponerse al sol y hacer ejercicios. Usualmente no se presentan efectos secundarios, pero si se produjera alguna inflamación o hematoma, se recomienda colocar compresas de agua fría en el área afectada.