¡Luce un rostro más hidratado gracias al Plasma Rico en Plaquetas (PRP)!

Se trata de un tratamiento estético que nos permite nutrir la piel, contrarrestando los efectos de los años y promoviendo la regeneración celular. Es ideal para pieles jóvenes y maduras, porque según el caso  puede aplicarse como medida preventiva y como restitutiva. 
19

Clientes


100%

Satisfacción



¿En qué consiste el Plasma Rico en Plaquetas (PRP)?

Es un tratamiento para reestructurar la piel. Su principal componente es la propia sangre, la cual se extrae del brazo del paciente de la misma forma en que se realiza un análisis. Luego dicha sangre se deposita en una máquina que la centrifuga y la convierte en un suero rico en plaquetas, con el fin de estimular la formación del colágeno. Una vez que este colágeno se genera, su efecto es notorio y continúa produciéndose por doce meses.
Las plaquetas, por su parte, fomentan la generación de células que reparan y crean tejido sano. El PRP se considera una técnica segura, porque al usar propia sangre (sustancia producida en el organismo y sin químicos) se descartan posibles incompatibilidades y/o alergias. En pieles jóvenes funciona como una medida de prevención y en pieles maduras trabaja de manera restitutiva.

¿Cómo se realiza el Plasma Rico en Plaquetas (PRP)?

Después de efectuarse el respectivo reconocimiento médico, se aplica la anestesia en el rostro y luego se saca la sangre del brazo del paciente. Mientras la anestesia hace su efecto, la centrifugadora trabaja la sangre durante veinte minutos aproximadamente, para después aplicarla en el área a tratar mediante pinchazos rápidos.

¿Cuantas veces me puedo hacer este tratamiento?

El PRP puede realizarse de dos a tres veces por año. También puede combinarse con otros tratamientos faciales (Botox, Mesoterapia, Radiofrecuencia, etc.) después de cumplirse los siete o catorce días del PRP . 

Resultados

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) tiene como objetivo la revitalización de la piel, a través de nutrir, desintoxicar, equilibrar y nutrir las células. Igualmente, podemos observar cambios en la definición del marco facial, y la disminución de las ojeras, flacidez, cicatrices y signos de envejecimiento.

Contraindicaciones

El tratamiento está descartado para pacientes con plaquetas bajas, infecciones activas, estado de embarazo, terapia anticoagulante o cáncer.

Tiempo

Se necesitan cerca de treinta minutos y se usa una crema anestésica. No demanda de hospitalización y los resultados son visibles en la primera semana.

Post-tratamiento

Es posible que se presente inflamación como indicio de la reactivación en la piel. Si los pinchazos llegasen a dejar marcas, estas desaparecerán al día siguiente permitiendo el uso de los productos cosméticos cotidianos. Así mismo, se indica usar bloqueador solar aún en las épocas de frío, protegerse del sol e hidratar la piel.