Plasma rico en plaquetas (PRP)

¿En que consiste?

Es un tratamiento para reestructurar la piel. Su principal componente es la propia sangre, la cual se extrae del brazo del paciente de la misma forma en que se realiza un análisis. Luego dicha sangre se deposita en una máquina que la centrifuga y la convierte en un suero rico en plaquetas, con el fin de estimular la formación del colágeno. Una vez que este colágeno se genera, su efecto es notorio y continúa produciéndose por doce meses.
Las plaquetas, por su parte, fomentan la generación de células que reparan y crean tejido sano. El PRP se considera una técnica segura, porque al usar propia sangre (sustancia producida en el organismo y sin químicos) se descartan posibles incompatibilidades y/o alergias. En pieles jóvenes funciona como una medida de prevención y en pieles maduras trabaja de manera restitutiva.

Realización

Después de efectuarse el respectivo reconocimiento médico, se aplica la anestesia en el rostro y luego se saca la sangre del brazo del paciente. Mientras la anestesia hace su efecto, la centrifugadora trabaja la sangre durante veinte minutos aproximadamente, para después aplicarla en el área a tratar mediante pinchazos rápidos.

A tu medida

Adaptamos nuestros tratamientos a tus deseos y a tus características.

Seguro

Priorizamos tu salud y tu bienestar. Garantizamos la seguridad.

Satisfactorio

Buscamos tu felicidad, que te sientas a gusto contigo mism@.

¡Solicita información ahora!