¿Sabías que más del 15% de las mujeres nace con el Pezón Invertido?

Esto sucede cuando ha existido alguna alteración durante el periodo embrionario. Aunque no lo creas, se trata de una condición que en ocasiones afecta la autoestima femenina, el estímulo sexual es diferente y a veces interfiere en el rol de la lactancia, no en la producción de leche pero sí en la facilidad de succionamiento.  Lo bueno, es que gracias a la cirugía del Pezón Invertido, hoy puedes corregir este problema y verte mucho más segura frente al espejo. 
9

Clientes


100%

Satisfacción



¿Qué es el Pezón Invertido?

Un pezón normal mide cerca de un centímetro de largo y otro de diámetro, puede ser de tipo: normal, plano e invertido. Cuando nos referimos a un Pezón Invertido, estamos hablando de la existencia de un ligamento que retrae el pezón o también puede darse por el encogimiento de los conductos galactóforos, si la causa es congénita. Sin embargo, cuando se trata de una causa adquirida, el Pezón Invertido podría deberse a la realización de una mastectomía, padecimiento de cáncer, fístula, dilatación de los conductos mamarios, entre otros. Por eso, es importante que la paciente se someta a la revisión de su ginecólogo antes de realizarse una cirugía de Pezón Invertido.